Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

El camino del silencio...

Imagen
Un antiguo dicho de la filosofía sufí dice así: "...Sí lo que vas a decir no es más bello que el silencio no lo vayas a decir....". Son muchas las tradiciones esotéricas y sus enseñanzas que se basan en este conocimiento, el poder de la palabra. 
Nuestras palabras son la antesala de nuestros actos, muestran lo que percibimos y el modo en como lo sentimos o lo sufrimos y nuestro primer impulso natural se transforma en palabras. Pero para poder ver un mundo en un grano de arena, primero debemos recurrir al silencio. 
La práctica espiritual de la voz de silencio hace al aprendiz más cauto, menos iracundo y más reflexivo y permite mostrarle desde una distancia más amplia la complejidad de su realidad permitiéndole comprender la actitud de los otros con los cuales comparte dicha experiencia en la vida, permite que nos pongamos en los zapatos del otro y nos dota de tiempo para transformar la incomprensión, el sufrimiento, la ira o el enojo en la sabiduría de la acción, que se manifi…

Cuando dejas atrás el sufrimiento...

Imagen
En muchas de mis meditaciones, en mis momentos de silencio y abstracción percibo la melodía de las sabias palabras de divina sabiduría de alguien muy especial para mí, con él no sólo he crecido espiritualmente, sino que he aprendido a no tomarme la vida tan en serio...
Paramahansa Yogananda, fue maestro espiritual de kriya yoga, y sus palabras son tan simples, sencillas y eficaces que no tienen un ápice de discusión, de incomprensión y además parecen motivarte y zarandearte para que despiertes y tomes las riendas de tu vida.
Yogananda solía decir: ..."observa los peces como se mueven en el río, como van de un lado a otro sin dejarse llevar por la corriente... céntrate y observa como las aves vuelan por encima del cauce del río, como se posan en las ramas del árbol y de nuevo emprenden su vuelo con la intención de manifestar aquello para lo que han sido creadas, como los peces. Y fíjate bien, mira la tierra que aunque a veces parezca yerma y hollada de entre ella germinan y crecen h…