Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

La consciencia circular de la realidad...

Imagen
Dicen que universo significa única versión, que está creado de forma alquímica, matemática y fractal y que está regido por una serie de leyes que permiten el desarrollo y la evolución de la consciencia. Las antiguas leyes herméticas transmitidas por Hermes Trimegisto Thot desde el antiguo Egipto partían de esta premisa, que todo el universo es de carácter mental, todo es mente y está creado por la proyección de nuestra acción mental.
El desarrollo básico de la consciencia como nosotros lo conocemos se limita a la creencia de que sólo existen dos extremos en la realidad y por lo tanto tus acciones, basadas en tus pensamientos o en tu proyección mental son buenas o malas, es aquí donde nació la mal nombrada lucha del bien y del mal. 
Debido a nuestro patrón de dualidad creemos que el punto intermedio es lo neutro o coherente, lo justo, algo así como una balanza en equilibrio. Pero te has preguntado alguna vez como alguien malo puede convertirse en bueno o viceversa? 
La línea que existe en…

Como el cerezo en flor...

Imagen
Vivimos en mundo lleno de alegorías, si comprendemos que toda vida es sagrada y que nada nos pertenece, nuestras alforjas se vacían. Vaciar la mente, calmar las emociones y llegar a la quietud del espíritu abre un paradigma de percepción de la realidad totalmente novedoso.
No sólo nos permite ver sino entender las alegorías de la vida, como estas se entretejen y unen unos destinos con otros y como el universo confabula para crear la realidad que se cierne erguida, presente y resoluta delante de nosotros.
Es innegable que existe algo espiritual entre todos nosotros y aunque no podamos comprender su poder y su sentido no podemos negarlo ni obviar su propósito. Dicha cualidad espiritual que subyace en todo y en todos es una energía atractiva, la energía del amor, que tiende a crear vínculos y linajes más allá del tiempo y de la sangre.
Cuando formas parte de algo eres necesario, único e irrepetible. Hemos venido a formar parte de algo o de alguien, todos tenemos muchas cosas por hacer y…

Una vara de fresno viejo...

Imagen
En ciertas ocasiones la vida te hace madurar de repente, casi sin poder asumir o comprender lo ocurrido, sino que solamente las experimentas. Uno no puede decidir si vivirlas o no, simplemente suceden. 
Por eso hay veces en la vida donde uno no puede hacer nada más que esperar y madurar, un tiempo entre la siembra y la recogida, donde todas las cosas ocurren sin esperarnos. Donde a veces sentimos que la vida no cuenta con nosotros o que el tiempo se nos pasa y no se detiene.
Por eso a veces la sabiduría reside en saber estar, en vivir el presente, en buscar la calma de las emociones y llegar a un estado de paz interior permanente, por eso a veces uno debe pararse, serenarse y apoyarse en una vara de fresno viejo.
Una parte de la filosofía budista nos habla concretamente de este momento en el tiempo. El Zen de la vida que reside en el no hacer.  Dirías que no hacer es el estado contrario a ser, que somos seres sintientes y que nos manifestamos a cada instante y por todo ello somos y no est…

El néctar de la sabiduría...

Imagen
La transmisión de información o de sabiduría se ha perdido con el paso del tiempo. El aprendizaje de como ser y vivir, prácticamente ha desaparecido de los nuevos vínculos familiares y sociales que no entienden de la relación jerárquica de la transmisión de la sabiduría y sus enseñanzas. 
Los padres, los ancianos, los sabios y los maestros en toda comunidad poseían por el mero hecho de haber vivido y por su historia transmitida ancestralmente, la información o sabiduría para guiar el futuro de todas sus vidas. La comprensión de la repercusión que crea la ley de causa y efecto solamente se aprecia desde la temporalidad, es decir a través de las consecuencias de los hechos históricos de la humanidad, y esta ley universal está creada para dotar de justicia y ecuanimidad todos nuestros actos.
Antiguamente, la historia de la vida en la comunidad era transmitida de tal forma que quedaba impregnada en el subconsciente del linaje, de los hijos, así subsanar errores era más rápido y sencillo por…

El puzzle vital...

Imagen
El propósito del corazón sobre la razón se caracteriza por la búsqueda del equilibrio de las emociones para crear la vida desde un razonamiento justo, sin la acritud que representan las emocionen sufridas. Así la mente sería capaz de inundar de paz el entorno y el interior de cada uno de nosotros. Todo estado de paz viene desde el Yo elevado o Unificado, todo estado de caos o desorden, todo sufrimiento o dolor, llega desde el Yo inferior Individualista.  
La individualidad es el resultado de la composición arquetípica del ser humano, una estructura morfológica, asociada al cuerpo físico y a la razón, cuyo propósito es la diferenciación. La mente humana se desarrolla sobre si misma, sobre su base, crece comparándose en un ciclo prácticamente infinito, tendiendo a valorar hechos pasados y predecir futuros posibles. Buscando siempre como resultado la neutralidad, lo que en las matemáticas bien podría ser el diferencial llamado cero. Cada ser diferenciado es parte de un puzzle superior con…