Entradas

Mostrando entradas de 2015

Maria magdalena, la historia jamás contada...

Imagen
Hace algo más de dos mil años, en Palestina, nacía un bebé de carácter singular, llamado a ser alguien muy especial. Su familia y sobretodo sus progenitores por lo singular de sus linajes, sabían bien que su descendiente permitiría liberar al pueblo judío, y así continuar la obra de su gran líder espiritual Moisés. 
Sus padres habían sido escogidos por el Sanedrin, con conocimiento de causa, para que concibieran un libertador político que reclamará por linaje el trono del gran rey David. Así podrían reclamar dicho trono usurpado por Herodes Antipas, simpatizante romano, además de la liberación de la tierra prometida cuya administración política y militar estaba en aquella época en manos del gran e indomable imperio romano.
Este era el plan concebido por los guías espirituales del pueblo judío, los rabís que formaban el consejo del Sanedrin cuya misión era conservar las enseñanzas de Moisés y concluir su inacabada obra.
Sin embargo el niño en el que tantas esperanzas se habían puesto, ten…

El propósito del conocimiento...

Imagen
Crear la realidad de cada una de nuestras vidas depende de factores tales como el carácter, la personalidad y el temperamento. Estos aspectos son la proyección externa de nuestros pensamientos y de nuestras emociones, que aunque no podamos concretar donde se encuentran, pues son de carácter inmaterial, forman parte de nosotros o mejor dicho es lo que realmente somos.
Nuestro cuerpo físico nos permite concentrar dichos campos de información tales como el cuerpo mental y el cuerpo emocional, desarrollando en nosotros una consciencia diferenciada en la realidad. Esta consciencia ha sido conocida desde la antigüedad y se ha llamado culturalmente alma o espíritu. Por lo tanto la espiritualidad es sólo la proyección de la personalidad en el tiempo.
La personalidad pasa por diferentes etapas en la vida, de las más marcadas son la adolescencia y la etapa adulta donde el ser humano valora las causas existenciales de su vida, intentando organizar y dar sentido a su vida revisando aspectos priorit…

Como llegar a la plenitud...

Imagen
La esperanza es la virtud por la cual uno pasa de la indiferencia a la acción. Te dota de confianza y retira el estado de desesperación. La esperanza hace crecer la paciencia, para superar la adversidad y crea y atrae las expectativas o deseos que cada uno necesita alcanzar, así brota la flor interior del alma, que es la felicidad. Dicen que caminar hacia los pozos no quita la sed, de igual modo la búsqueda de la felicidad no es suficiente, sino que la felicidad debe no sólo sentirse sino compartirse, esta es la verdadera meta de la felicidad.
Todo ser humano desea alcanzar la felicidad, y la felicidad es el mayor sentimiento de amor que puedes experimentar. El universo o Dios, llámale como quieras, desea que todas sus creaciones sean felices y busquen dicha felicidad en todas las experiencias que nos ocurren en la vida. Las circunstancias que permiten crear estas experiencias son pasajeras, se crean para encontrar un punto de felicidad y después desaparecen y crean otras circunstancias…

Lo que ocurre cuando comprendes la vida...

Imagen
Nuestro cuerpo físico es sólo un recurso al servicio del aprendizaje de la mente. La mente es el órgano principal en el cual se basa toda la existencia humana, ella busca siempre conocer sus límites, desea saber hasta dónde puede llegar y por eso experimenta sobre sí misma en el plano de la realidad, o la también llamada tercera dimensión. Einstein solía decir que la acción sigue al pensamiento.
Dichas experiencias creadas desde la mente modulan nuestros pensamientos y provocan los diferentes cambios de la personalidad que se necesitan para adaptarnos a todas las circunstancias que suceden en torno al tiempo en que nos vemos envueltos en nuestros diferentes momentos vitales. Provocando este hecho la evolución de la mente hacia su plano superior, la consciencia. 
La consciencia es la capacidad de ordenar la vida, de ser resolutivo y de poder llevar al equilibrio todo lo que te sucede y que puede provocarte cualquier tipo de conflicto, sufrimiento o incluso el desarrollo de alguna enferme…

Los espíritus de la noche...

Imagen
Las Auroras Boreales...
Según la mitología Sami, todo tiene alma. Así, todo ser vivo e inerte tiene su propia historia. Las rocas y los árboles, los zorros y los renos, la aurora boreal en el cielo y la navaja que sostiene el pastor de renos… Todos contienen sabiduría y conocimiento en su interior. Los espíritus están presentes en todo, dondequiera que uno vaya.
Sin duda alguna los nativos Sami tienen una forma especial y diferente de vivir y sentir este mundo. En Laponia, sus antiguas leyendas sobreviven hasta nuestros días a través del boca a boca. Viejos mitos fueron inspirados por las auroras boreales que estaban allí antes que el hombre y que seguirán allí después de que el hombre se haya ido.
La vida en Laponia sigue el ciclo de la madre naturaleza, y los contrastes entre las cuatro estaciones dictan el ritmo. En este viaje podrás sentir y experimentar la belleza de la larga noche boreal y sus destellos de luz que cruzan el firmamento, además de su especial climatología. 
Podrás des…

Sabiduría nativa, cuando el guerrero envejece...

Imagen
Sabiduría de los navajos del Gran cañón del colorado, Jefe Colmillo Blanco, chief White Fang.
Cuando los seres humanos convergen en torno al fuego sagrado ponen en común todo lo que son, sus virtudes, sus miedos o carencias se encuentran presentes y se desnudan entorno a la imponente presencia del elemento sagrado. 
En la reunión ante la hoguera todos somos iguales. Nadie es más que nadie excepto los sabios, aquellos que lo son por su longevidad. Aquellos acariciados por la brisa del tiempo y el calor del Sol, que tanto transformó sus rostros, y ellos lo son por lo vivido en sus propias carnes, por las cicatrices de guerra que obtuvieron, por haber superado al guerrero interior, por saciar su sed de venganza, y por haber conocido el poder del perdón.  De este modo cicatrizaron sus heridas y obraron así el milagro de la compresión. Convirtiéndose en los seres compasivos, llenos de sabiduría y misericordia, que nos han de guiar por el sendero de la verdad. 
El sendero que todo hombre y muje…

Tu actitud determina toda tu vida...

Imagen
Lo que hacemos en la vida resuena más allá de nosotros mismos, cambiando la realidad por completo a través de nuestras decisiones fruto del balance de todos nuestros pensamientos. En  definitiva por nuestra forma de concebir y ver la vida modificamos nuestro entorno, nuestra realidad. 
De forma simple podríamos decir que si eres justo y honesto tus decisiones te darán paz, calma y felicidad ante la vida, pero si creas la realidad desde la ofuscación, el sufrimiento y el desorden llegarán también a hacerse realidad, porque lo que somos, lo que pensamos, sigue a todas nuestras acciones por lo que al final la vida es un tema de actitud.  
Esta actitud que tomas ante las circunstancias de la vida construye tu mente en este juego de cómo percibes la realidad, esto te predispone para conocer que te interesa de ella y cómo puedes apañártelas para conseguir tus metas. Por lo que la actitud es una función del espíritu que te centra en la búsqueda de lo que para ti es tu punto de felicidad.
Para c…

La mente ordena la realidad...

Imagen
En las antiguas enseñanzas herméticas de Egipto se conocía que el universo es de carácter mental, todo es mente decían estas enseñanzas, así que todo lo que ves, lo que te rodea se crea por la proyección de todos nuestros pensamientos. Cada persona por su forma de vivir y comprender la vida crea diferentes formas de pensamiento que determinan todas sus acciones. 
Y estas acciones siempre se crean con esos diversos conocimientos adquiridos durante la vida, y permiten desarrollar diferentes ámbitos de consciencia de la realidad que van desde la ignorancia hasta la sabiduría, pasando previamente por la maldad, la bondad, la justicia y el aprendizaje hasta llegar a la sabiduría. Este proceso de percepción y creación de la realidad, de la vida, es orquestado por el órgano del cerebro, donde reside la información psicosomática de nuestra personalidad a través del conjunto vital de lo que somos, nuestros pensamientos y nuestras emociones, que se hayan en diferentes partes de este, por ejemplo …

Para que no se duerman tus sentidos...

Imagen
La mayoría de las veces hacemos lo que podemos y otras pocas hacemos lo que deseamos, vivimos oteando mares de dudas, debatiéndonos entre lo correcto, lo practico, lo merecido o lo deseado y conciliar nuestra voz interior con nuestro pequeño mundo, con lo que nos rodea es a veces arduo y difícil. 
Sin embargo tenemos un mecanismo de alerta siempre dispuesto a hacernos percibir todos los aspectos de la realidad, se trata de los sentidos. Es curioso que cuatro de nuestros cinco sentidos están ubicados en nuestra cabeza, el sentido de la vista, el oído, el olfato y por último el gusto; el sentido del tacto es percibido en las manos y sobre toda nuestra piel, sobre nuestro cuerpo.
Pero cabe destacar que además de sus funciones primarias, desarrolladas a través de los instintos de supervivencia y conectadas al cerebelo u occipital, existen funciones de percepción extrasensorial en las mismas cuya función es la percepción de la vida de forma cognitiva, consciente y lucida.
En su función primar…

Más allá de la dualidad...

Imagen
Ser humano debería ser algo así como ser capaz de crear la vida desde la prudencia, la templanza y la justicia, ser más bien parco en palabras, austero en las formas, pero preciso y sabio en la acción, eso denotaría paciencia y entrega en cada acto de la vida. Para ello deberíamos contemplar, sin un ápice de distracción, todo a nuestro alrededor hasta encontrar la perfección en todo lo que hayamos visto. Buscar la quietud de las emociones y no intentar aquietar o vaciar la mente, si no guiarla desde la paz del corazón para transformarla. 
Para ser humanos no deberíamos distinguir el yo propio del nosotros, forjando así una sinergía grupal, creando en nuestro ser una gran cantidad de empatía. Cuando se intenta comprender y sentir desde el corazón lo que le ocurre a otra persona es cuando realmente se esta presente, consciente y se participa de la realidad para poder sostener mayor orden, mayor equilibrio y una mejor armonía colectiva.
Esta percepción de la realidad más humana o digna, ca…

La consciencia solar...

Imagen
El camino que toda alma recorre en la materia se concentra en cuatro periodos de tiempo vitales, así como las estaciones climáticas marcan los cambios del año entre equinoccios y solsticios dependiendo del grado de inclinación de la Tierra con respecto del Sol, así giran también nuestras vidas entorno a un círculo sagrado de iluminación, conocido místicamente como la consciencia Solar.
La consciencia Solar es un camino evolutivo y cíclico que produce el despertar del alma. Así como pasan los días y los años, así pasan también estos ciclos de formación creados para producir la evolución de la consciencia que es lo que necesita la humanidad para sostener un estado de armonía, amor neutro donde existan igualdad de oportunidades, y donde todos coexistamos siendo tan diferentes.
Estas cuatro estaciones que el alma transita crean su primavera, su verano, su otoño y su invierno, y son en este mismo orden análogo: Vivir desde el deseo, Promover experiencias, Adquirir conocimientos, y Conocerse …

Enseñanza Inuit, Nanuk speaks...

Imagen
Hubo un momento en el tiempo en que el hombre escuchó la voluntad de su corazón, desde ese preciso instante se comenzó a forjar la historia de los seres humanos. La historia que comenzó en el silencio de las cavernas, aquellos hombres callados, sin la fuerza del verbo pero con la fe ya presente en su corazón comenzaron a evolucionar. Entonces la voz del corazón guió sus toscos pensamientos. No sabían que lo que realmente les guiaba era una primigenia emoción; ellos no sabían de razón, ni siquiera de la fuerza del amor, pero el dictado del corazón, guardaba y aún guarda grandes secretos que ni siquiera hoy en día atisbamos a comprender. 
La evolución humana necesita de un hecho vital para ser manifestada, se necesita compartir, vivir comunicados, juntos, unidos por un motivo, una fe, un ideal, un principio o una causa justa, o por un acto de amor. Dicha manifestación de la vida se recrea en este mundo todos los días desde el alba al ocaso ante el gran drama de la realidad, y debido a  l…

El amor altruista...

Imagen
Nuestras vidas se sostienen desde una realidad que está entretejida, unida por infinidad de personalidades en procesos de evolución, donde todos somos necesarios, los unos para los otros. Nuestro ego sólo forma nuestro aspecto individual y en consecuencia de esto surge nuestra personalidad. Además crea la rivalidad y la comparación para que podamos lograr vernos los unos a los otros sin vestiduras, sin máscaras y sin opacidad. Y lo más importante hace que vivamos nuestras vidas desde el intercambio, todo tiene un precio que debemos pagar. 
Vivimos condicionados por un intercambio constante en el cual hemos basado todas nuestras relaciones y para trascender este estado que la mente ha proyectado es necesaria la energía del corazón, de carácter libre y que nos predispone a seguir un camino que cierra la puerta al constante intercambio donde cedemos o cogemos algo porque simplemente antes lo dimos. Lo contrario a este hecho es crear una vida altruista.
El altruismo es una forma de crear la…

Cuando el árbol da fruto, su flor se marchita...

Imagen
A veces en la vida hay que parase a pensar sobre uno mismo, y este ejercicio prolongado en el tiempo hace que observes, en tu día a día, las formas en como te manifiestas a tu alrededor con el resto de seres humanos. Hace que sepas realmente donde estas, como te sientes y cuales son tus virtudes para obrar la excelencia en cada momento. 
La excelencia en el trato es manifestar lo mejor de ti desde la pulcritud, la honestidad y la calma para crear un momento vital de justicia donde todo parece suceder de forma mágica. Este estado de excelencia que trasciende la manifestación física del ego, permite desarrollar nuevas perspectivas ante la vida. El ego por contra las condena al ostracismo y las encarcela en el tiempo, sin embargo vivir desde el corazón las libera y las muestra en el presente.
Este proceso de mostrar lo mejor de cada uno comienza por darse lustre a uno mismo, por limpiar la mugre que se adhiere por las formas de vida que tenemos, ansiosas, despóticas y malversadas, que nos …

El camino de la Felicidad...

Imagen
A veces nos preguntarnos acerca de como vivimos, o para que vivimos, y es que todos deseamos darle sentido a nuestras vidas. Cada uno de nosotros por sus circunstancias, ha creado un carácter y con él una personalidad identificativa. 
El carácter es algo así como la suma de memorias o resultados de tus acciones, que al filtrarse en tu mente crean estados de ánimo y emociones las cuales te dotarán de una sensibilidad para apreciar o percibir la vida de forma muy distinta al resto. Sin embargo la personalidad es moldeable, tiene la capacidad de empatía, por lo que puede adaptarse para vivir las diferentes experiencias de toda una vida. Tu personalidad esta basada en tu campo mental, en tu mente y su proyección. 
Imagina que te identificas con un estilo determinado de ropa en el presente, sin embargo tiempo atrás igual no lo hubieras llevado puesto y vete a saber como será tu estilo en un futuro, así es la personalidad. Pero de alguna manera has de vestirte, la ropa en este ejemplo es el c…

El linaje de las almas...

Imagen
Dicen que hay vidas que están unidas más allá del tiempo, que existe un linaje, un vínculo, un pacto o simplemente el amor que se profesan y que por dichas circunstancias deciden encontrarse en un determinado momento de este largo camino que es la vida.
A veces tenemos la extraña sensación de conocer en profundidad a alguien que recién ha llegado a nuestras vidas y a veces divagamos o soñamos despiertos pensando en la posibilidad de sí hemos compartido otras vidas, cuestionándonos algo tan místico como la reencarnación.
Es evidente, y lo he comentado en otras entradas a este blog, que las células se replican y copian la información vital que absorbemos por las experiencias de la vida, por lo que nuestras células reencarnan unas de las otras, y al reproducirnos las compartimos en nuestros descendientes, así como nuestros progenitores comparten la de sus ancestros con nosotros, por lo que es evidente que al nacer portamos un alma llena de toda esta información que es de carácter genético …