Entradas

Mostrando entradas de 2014

Todo es ahora

Imagen
Vivimos atrapados por algo de carácter espiritual, algo de carácter etéreo que todos podemos reconocer que existe sin duda alguna, el tiempo. Pero como medir el tiempo, como cuantificarlo. Desde que el hombre es hombre se ha interesado por su control, en principio para controlar el frío y el calor, las migraciones de los animales y con ellas el alimento de origen animal, después para poder ayudarse en las tareas de cultivo, desde la siembra a la recolección. 
Así poco a poco el hombre fue descubriendo la gran bóveda celeste, las constelaciones zodiacales, las constelaciones circumpolares, los planetas y así pudo datar un calendario de carácter universal y fractal que rige mucho más que los acontecimientos de la vida humana, crea la evolución de la consciencia. En la antigüedad se esculpieron los mayores monumentos astrológicos y astronómicos que determinaban la proyección del tiempo único en nuestras vidas y en nuestras existencias, todos ellos entre el trópico de Cáncer y el de Capric…

Déjalo todo y sígueme...

Imagen
"Puedo destruir el templo y reconstruirlo en tres días", con estas palabras Jesús de Nazaret se dirigía al Sanedrin, el consejo de sabios de la época que guiaban la conducta y el buen hacer del pueblo judío, según las leyes recibidas en el monte Sinaí por Moisés.
Pero que hay de cierto en esta alegoría? Sí prestamos atención descubriremos que el templo era el lugar de culto más importante, que contenía las sagradas escrituras recibidas para el pueblo judio, la Torah. La Torah no sólo recoge el conocimiento de todo un pueblo durante su éxodo sino también las doctrinas de los antiguos cananitas, que son conocidas en la actualidad como el pentateuco. Estas son una alegoría para purificar, sanar y curar el cuerpo físico, y para desarrollar la construcción de la mente consciente. 
El templo simboliza el cuerpo físico y la Torah el desarrollo de la consciencia, desde los diferentes grados de evolución que está tiene, como los usos, las costumbres, las normas y las leyes que organiza…

Los cuatro Reyes Magos de Oriente...

Imagen
Cuenta una preciosa historia que hace ya más de dos mil años nació un ser cuyo linaje descendía de reyes y estaba llamado a ser el libertador de un gran pueblo, su nombre Yashua Ben Yosef, para nosotros Jesús de Nazaret. Y la historia continua diciéndonos que el mismo día de su nacimiento acudieron tres reyes magos atraídos por una antigua profecía que las estrellas marcaban en la bóveda celeste; que provenían de lugares lejanos, que sus nombres eran Malgalath, Galgalath y Serakin. Y que portaban cada uno de ellos tres presentes para aquel rey de reyes que acababa de nacer, a saber: Oro, incienso y mirra.
El tiempo a pasado, las crónicas de la época fueron escritas tiempo más tarde y en función de los poderes religiosos y políticos fueron reescritas para agradar y contener a la plebe. Sin embargo está preciosa historia es una alegoría de cómo funcionan nuestros campos de energía vital, de como nuestro cuerpo de Luz y el alma crean la realidad que la mente proyecta y de como es que vivi…

La consciencia circular de la realidad...

Imagen
Dicen que universo significa única versión, que está creado de forma alquímica, matemática y fractal y que está regido por una serie de leyes que permiten el desarrollo y la evolución de la consciencia. Las antiguas leyes herméticas transmitidas por Hermes Trimegisto Thot desde el antiguo Egipto partían de esta premisa, que todo el universo es de carácter mental, todo es mente y está creado por la proyección de nuestra acción mental.
El desarrollo básico de la consciencia como nosotros lo conocemos se limita a la creencia de que sólo existen dos extremos en la realidad y por lo tanto tus acciones, basadas en tus pensamientos o en tu proyección mental son buenas o malas, es aquí donde nació la mal nombrada lucha del bien y del mal. 
Debido a nuestro patrón de dualidad creemos que el punto intermedio es lo neutro o coherente, lo justo, algo así como una balanza en equilibrio. Pero te has preguntado alguna vez como alguien malo puede convertirse en bueno o viceversa? 
La línea que existe en…

Como el cerezo en flor...

Imagen
Vivimos en mundo lleno de alegorías, si comprendemos que toda vida es sagrada y que nada nos pertenece, nuestras alforjas se vacían. Vaciar la mente, calmar las emociones y llegar a la quietud del espíritu abre un paradigma de percepción de la realidad totalmente novedoso.
No sólo nos permite ver sino entender las alegorías de la vida, como estas se entretejen y unen unos destinos con otros y como el universo confabula para crear la realidad que se cierne erguida, presente y resoluta delante de nosotros.
Es innegable que existe algo espiritual entre todos nosotros y aunque no podamos comprender su poder y su sentido no podemos negarlo ni obviar su propósito. Dicha cualidad espiritual que subyace en todo y en todos es una energía atractiva, la energía del amor, que tiende a crear vínculos y linajes más allá del tiempo y de la sangre.
Cuando formas parte de algo eres necesario, único e irrepetible. Hemos venido a formar parte de algo o de alguien, todos tenemos muchas cosas por hacer y…

Una vara de fresno viejo...

Imagen
En ciertas ocasiones la vida te hace madurar de repente, casi sin poder asumir o comprender lo ocurrido, sino que solamente las experimentas. Uno no puede decidir si vivirlas o no, simplemente suceden. 
Por eso hay veces en la vida donde uno no puede hacer nada más que esperar y madurar, un tiempo entre la siembra y la recogida, donde todas las cosas ocurren sin esperarnos. Donde a veces sentimos que la vida no cuenta con nosotros o que el tiempo se nos pasa y no se detiene.
Por eso a veces la sabiduría reside en saber estar, en vivir el presente, en buscar la calma de las emociones y llegar a un estado de paz interior permanente, por eso a veces uno debe pararse, serenarse y apoyarse en una vara de fresno viejo.
Una parte de la filosofía budista nos habla concretamente de este momento en el tiempo. El Zen de la vida que reside en el no hacer.  Dirías que no hacer es el estado contrario a ser, que somos seres sintientes y que nos manifestamos a cada instante y por todo ello somos y no est…

El néctar de la sabiduría...

Imagen
La transmisión de información o de sabiduría se ha perdido con el paso del tiempo. El aprendizaje de como ser y vivir, prácticamente ha desaparecido de los nuevos vínculos familiares y sociales que no entienden de la relación jerárquica de la transmisión de la sabiduría y sus enseñanzas. 
Los padres, los ancianos, los sabios y los maestros en toda comunidad poseían por el mero hecho de haber vivido y por su historia transmitida ancestralmente, la información o sabiduría para guiar el futuro de todas sus vidas. La comprensión de la repercusión que crea la ley de causa y efecto solamente se aprecia desde la temporalidad, es decir a través de las consecuencias de los hechos históricos de la humanidad, y esta ley universal está creada para dotar de justicia y ecuanimidad todos nuestros actos.
Antiguamente, la historia de la vida en la comunidad era transmitida de tal forma que quedaba impregnada en el subconsciente del linaje, de los hijos, así subsanar errores era más rápido y sencillo por…

El puzzle vital...

Imagen
El propósito del corazón sobre la razón se caracteriza por la búsqueda del equilibrio de las emociones para crear la vida desde un razonamiento justo, sin la acritud que representan las emocionen sufridas. Así la mente sería capaz de inundar de paz el entorno y el interior de cada uno de nosotros. Todo estado de paz viene desde el Yo elevado o Unificado, todo estado de caos o desorden, todo sufrimiento o dolor, llega desde el Yo inferior Individualista.  
La individualidad es el resultado de la composición arquetípica del ser humano, una estructura morfológica, asociada al cuerpo físico y a la razón, cuyo propósito es la diferenciación. La mente humana se desarrolla sobre si misma, sobre su base, crece comparándose en un ciclo prácticamente infinito, tendiendo a valorar hechos pasados y predecir futuros posibles. Buscando siempre como resultado la neutralidad, lo que en las matemáticas bien podría ser el diferencial llamado cero. Cada ser diferenciado es parte de un puzzle superior con…

La constante universal...

Imagen
Todo lo que hay en el universo se regenera, cambia simplemente de estado o se transforma, pero no muere o desaparece sin más. De todo lo creado o manifestado queda constancia, es decir existe un flujo constante de información, la constante universal de este flujo de energía es conocida de forma común como Dios.
Es como estar dentro del mar, Dios es el mar y nosotros diferentes peces cada uno, así nuestras vidas formarían la creación universal del mar, sin cada una de las cuales el mar no tendría sentido por si solo. La unión de estos aspectos contenido y continente, forma dicha constante universal, que genera equilibrio, armonía y energía creativa o lo que todos llamamos amor.
El continente o espacio es sólo el medio donde creas tu realidad; el alma es lo que le da sentido y lo llena de información, de experiencias y de sabiduría. El alma representa lo activo, lo que está lleno de vida, el resto es sólo un recurso para crear la actividad. 
La vida es el recurso de aprendizaje donde la co…

Un sayo color azafrán...

Imagen
El ser humano es algo más que un cuerpo físico, es todo aquello que recuerda, toda su información, está forjado de todo lo vivido, de todo lo sentido, de todo lo que ha podido crear; y todo esto es inalterable pues es un recuerdo vital, una memoria transcendental o una consciencia verdaderamente imperecedera.
Por lo tanto no puedes ser indiferente ante la vida. La indiferencia no es una cualidad humana, el ser humano logra su mejor expresión desde la capacidad de creación, que se produce desde la fuerza de su corazón y su más o menos margen de libre albedrío.
Sin la indiferencia que germina y brota en la ignorancia, la capacidad de actuación del ser humano crece para dirigir su vida, y dicha capacidad interior, opuesta a la indiferencia, se muestra en la compasión. La compasión crece en el ser humano desde la empatía, desde el sufrimiento que hace valorar lo que realmente es importante en la vida. La compasión contiene la sabiduría, la gracia divina que crea un vinculo de unión hacia to…

El aprendiz de creador...

Imagen
Algunos te dirán que eres un hijo de Dios, sin embargo tú te sientes totalmente desarraigado de ese Dios que no conoces y que te queda muy grande y muy lejos; y le rehuyes por la parafernalia impuesta entorno a él. Y te entiendo, lo elevado o divino es en lo humano inalcanzable si no conoces el juego de la vida. 
Y en este juego donde se avanza por los resultados de tus creaciones resulta que tienes algo así como una ficha que te posiciona en el tablero de la vida, llamémosle alma. El alma es algo que te es difícil de conocer, de reconocer y de comprender, pero que te instituye, que te hace levantar cada vez que caes y que siempre busca una salida esperanzadora en la frustración desde el don más preciado de ella, la ilusión. 
Para darte cuenta que eres un aprendiz de creador debes ser consciente de que vives una ilusión creada por tus diferentes sentidos, por las percepciones de los mismos y que está llena de las alteraciones que se originan con tus actos. La ilusión de tu vida se bas…

Mejor vivir sin miedo...

Imagen
El ser humano es un espíritu libre, y por ello está lleno de motivaciones y deseos, es algo así como una reacción inestable, que necesita del cambio constante para existir y así llegar a un estado de neutralidad con aquello de lo cual forma parte.
Dicha constante de cambio busca siempre ordenar la realidad más allá del momento presente.   La realidad esta basada, creada y posteriormente manipulada por cada uno de nosotros en base a lo que sabemos de nosotros mismos hasta el momento, sin distinguir lo bueno de lo malo, pues todo es necesario para que expresar lo mejor de cada uno. 
Pero ser consciente de uno mismo está determinado por lo vivido desde la imperfección, por como la personalidad puede hacer frente a dicha imperfección y tornarla perfecta en el tiempo. Pero hacer perfecto lo imperfecto depende de un equilibrio de frecuencias resonantes, que actúan en el cuerpo físico, la mente y el espíritu.
Dichas frecuencias son: Las frecuencias del corazón, que se miden por el deseo y oscilan…

Vaciar la copa...

Imagen
Vivimos la vida desde la imperfección, en vez de centrarnos en ser la causa que armoniza nuestra vida, dejamos que el efecto, fruto del pasado y sus circunstancias nos guíe, y a esto lo llamamos karma. Como consecuencia de dicha imperfección la vida nos ha parecido un castigo, una expiación ó un simple trámite para una vida más digna y perfecta en el cielo. Sin duda creer que desde la aflicción se llega a la plenitud es cosa de necios, es como creer que en medio de la tempestad uno puede encontrar el camino y recorrerlo con calma. A la plenitud se llega estando pleno. Pero hemos de ser realistas, como dice un antiguo proverbio chino:
"Para que tú puedas beber vino en una copa que se encuentra llena de té, es necesario primero tirar el té, y entonces podrás servir y beber el vino." Para trascender la imperfección y llegar a la plenitud debemos conocer cuáles son los códigos limitantes que forjan nuestra personalidad. Saber como está de llena nuestra copa.
Los códigos de la pe…

Barruntar el tambor...

Imagen
Un hombre sabio, puede llegar a ser un hombre medicina. Pero un hombre sin voluntad, ni poder interior, no puede llegar a ser un sabio. 
El hombre sabio no es aquel que conoce más de los demás o de como funciona este mundo, es aquel que llega a conocerse a si mismo mejor que a nadie. Sabio es el que conociendo su interior reconoce en si mismo sus debilidades y sus virtudes, y se digna a anteponerse a la adversidad en cada una de sus obras. 
Un sabio es un primigenio guerrero que no lucha contra nadie más que contra si mismo, que lucha contra su ego, contra su orgullo. El guerrero que se convierte en sabio se derrota a si mismo, muere su animalidad para renacer como hombre y su espíritu le hará libre, se representa ante él y será para siempre quien guíe sus actos a través de su alma.
Si lo logra puede albergar en su interior su medida de paz. Desde la paz, se reconcilia con su mundo interno y externo, comprende el gran ciclo de la vida y decide compartirla plenamente con sus semejantes de…

Ese sencillo vaivén...

Imagen
Vivir debería significar algo así como saborear cada instante, cada momento; deberíamos ser capaces de sentarnos en la silla de parar las prisas y observarnos desde el exterior, vernos fuera de nuestra representación teatral y protagonista para poder tomar decisiones más sensatas, más honestas y equilibradas que nos permitan liberarnos del camino del ensayo y el error, de caer siempre en la misma piedra y que nos llevaran a hacer del vivir algo de carácter placentero, lúdico y realmente gozoso; deberíamos desear que el día nunca acabará, o desear que volviera cuanto antes a amanecer para volver a tomar las riendas de nuestras vidas, en esencia ser eternamente jóvenes.
La personalidad forjada por las circunstancias de la vida tiende a envejecer, a perder las ganas de vivir y se deja seducir por el óbice y la desidia de los días. Pero el alma, el espíritu que insufla tu vida, el generador de tu impulso vital es eternamente joven. El tiempo es una realidad mental que permite sostener la…

En los vértices del tiempo...

Imagen
Einstein y la mecánica cuántica sostienen que el observador, por el simple hecho de observar crea o cambia la realidad. Yo me permitiría decir que toma consciencia de ella. Pero dependiendo del conocimiento del observador, es decir de su consciencia, la realidad observada será comprendida de una forma u otra, sacando sus propias conclusiones; pues existen diferentes niveles de consciencia que crean la realidad. Dichos niveles de consciencia están basados en el espacio y en el tiempo.
Imagínate en una habitación, sentado en la posición de loto, en el centro de la misma. Desde tu posición puedes mirar hacia adelante, pero no hacia atrás y eso no quiere decir que el resto de la habitación que ves no exista, compruebas así la profundidad. Sí miras hacia derecha e izquierda valorarás la anchura de la estancia, y por último puedes mirar hacia arriba y abajo para percibir la altura, dándote cuenta de la gran distancia que te separa del techo de la misma y lo cerca que estás del suelo. 
Seguram…

Orzar las velas...

Imagen
El medio donde se proyecta tu alma, es llamado la realidad, y por eso aunque existimos y cohabitamos bajo un mismo espacio y tiempo, los cuales rigen el transcurso de nuestras vidas a niveles generales, resulta que entre ellas, todas tienen matices muy diferentes. Esto es debido a la forma de proyectar nuestra espiritualidad. Y hace que entendamos e interpretemos la realidad de forma muy distinta.
La espiritualidad es la función proyectada de la personalidad en el tiempo y como sabemos la personalidad y sus acciones dependen del punto de madurez de cada individuo, que viene determinado por el conocimiento que nos transmiten las experiencias vividas con el paso de los años, y que son básicamente de sufrimiento o armonía. Todo esto es determinante para construir una realidad modificable en función de lo que sentimos, pues es mejor sentir que pensar. Además permitirse sentir produce un vuelco entre la conciencia y la consciencia del ser humano.
La conciencia es la información que tienes de…

En lo cierto de vivir...

Imagen
Existen evidencias empíricas a nuestro alrededor que demuestran y justifican ciertos aspectos de nuestras vidas, tales como: nuestro ciclo vital desde el nacimiento hasta la muerte, pasando por las diferentes etapas que dicho ciclo contiene; la salud de nuestro cuerpo físico, y la voluntad de nuestras acciones según nuestra personalidad. De esto se encargan la ciencia, la medicina y la psicología entre otras. Es decir, nacemos y nos desarrollamos en el entorno vital de nuestras familias, aprendiendo de sus hábitos y costumbres, las cuales solemos repetir ya de mayores. 
Sin embargo esta es la forma con la que el ser humano se convierte en adulto, es decir se adultera, crece en un conocimiento externo. Y todo conocimiento es una información transmitida por otra persona y que tu aún no has verificado en tu vida por ti mismo. Por lo tanto crees saber, pero igual no estás en lo cierto. Para adquirir certezas en la vida debes atreverte a probar, a cuestionar y hacer tambalear los cimientos …

Aprende a confiar...

Imagen
Contraemos responsabilidades con el paso y el peso de la vida, las maceramos en nuestro interior y las expresamos a cada paso del camino, a menudo somos lo que somos, no lo que deseamos ser, ni lo que un día fuimos. Lo que deseamos en lo venidero parte de una carencia en el presente, y sí hubo un tiempo mejor su recuerdo se convierte hoy en añoranza. Por lo que lo único indiscutible es quienes somos aquí y ahora. ¿Y quiénes somos? ¿Cuántos de nosotros nos reconocemos o nos desconocemos, cuantos nos hemos encontrando y cuantos tenemos la sensación de estar perdidos?
El sorprendente vínculo en común de todos es que alguna vez perdimos la confianza. Algunos comienzan a recuperarla, otros andan en el camino, y es que obtener la plena confianza en uno mismo es una de las arduas tareas en las que la consciencia se centra, pues sin confianza como sin valor nada se lleva a cabo, y lo contrario es el germen del miedo y la imposibilidad.
Somos proyecciones de mil y una experiencias que nos anc…