Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

Todo es ahora

Imagen
Vivimos atrapados por algo de carácter espiritual, algo de carácter etéreo que todos podemos reconocer que existe sin duda alguna, el tiempo. Pero como medir el tiempo, como cuantificarlo. Desde que el hombre es hombre se ha interesado por su control, en principio para controlar el frío y el calor, las migraciones de los animales y con ellas el alimento de origen animal, después para poder ayudarse en las tareas de cultivo, desde la siembra a la recolección. 
Así poco a poco el hombre fue descubriendo la gran bóveda celeste, las constelaciones zodiacales, las constelaciones circumpolares, los planetas y así pudo datar un calendario de carácter universal y fractal que rige mucho más que los acontecimientos de la vida humana, crea la evolución de la consciencia. En la antigüedad se esculpieron los mayores monumentos astrológicos y astronómicos que determinaban la proyección del tiempo único en nuestras vidas y en nuestras existencias, todos ellos entre el trópico de Cáncer y el de Capric…

Déjalo todo y sígueme...

Imagen
"Puedo destruir el templo y reconstruirlo en tres días", con estas palabras Jesús de Nazaret se dirigía al Sanedrin, el consejo de sabios de la época que guiaban la conducta y el buen hacer del pueblo judío, según las leyes recibidas en el monte Sinaí por Moisés.
Pero que hay de cierto en esta alegoría? Sí prestamos atención descubriremos que el templo era el lugar de culto más importante, que contenía las sagradas escrituras recibidas para el pueblo judio, la Torah. La Torah no sólo recoge el conocimiento de todo un pueblo durante su éxodo sino también las doctrinas de los antiguos cananitas, que son conocidas en la actualidad como el pentateuco. Estas son una alegoría para purificar, sanar y curar el cuerpo físico, y para desarrollar la construcción de la mente consciente. 
El templo simboliza el cuerpo físico y la Torah el desarrollo de la consciencia, desde los diferentes grados de evolución que está tiene, como los usos, las costumbres, las normas y las leyes que organiza…

Los cuatro Reyes Magos de Oriente...

Imagen
Cuenta una preciosa historia que hace ya más de dos mil años nació un ser cuyo linaje descendía de reyes y estaba llamado a ser el libertador de un gran pueblo, su nombre Yashua Ben Yosef, para nosotros Jesús de Nazaret. Y la historia continua diciéndonos que el mismo día de su nacimiento acudieron tres reyes magos atraídos por una antigua profecía que las estrellas marcaban en la bóveda celeste; que provenían de lugares lejanos, que sus nombres eran Malgalath, Galgalath y Serakin. Y que portaban cada uno de ellos tres presentes para aquel rey de reyes que acababa de nacer, a saber: Oro, incienso y mirra.
El tiempo a pasado, las crónicas de la época fueron escritas tiempo más tarde y en función de los poderes religiosos y políticos fueron reescritas para agradar y contener a la plebe. Sin embargo está preciosa historia es una alegoría de cómo funcionan nuestros campos de energía vital, de como nuestro cuerpo de Luz y el alma crean la realidad que la mente proyecta y de como es que vivi…