Todo es una enseñanza...

Toda transmisión de conocimientos, es una enseñanza, algo que se nos enseña pero que no debemos copiar sino transcender. Una enseñanza nos muestra el camino pero somos nosotros los que debemos recorrerlo y para ello, toda enseñanza tiene un sistema de aprendizaje con sus fases de aplicación y de perspectiva en el tiempo. 

Todo lo que se nos ha enseñado forma parte de un proceso de verificación de aquello que se nos ha transmitido para trascender lo que hasta ese momento justo ha sido sólo conocimiento en propia sabiduría. 

Este proceso es cíclico y en él debemos diferenciar "información", de "conocimiento" y "sabiduría". 

La "información", como su propia palabra indica nos refleja la capacidad o cualidad que todos poseemos de darle forma a la acción, (in-forma-ción), y nos habla de un principio de acción, de algo activo, y revolutivo en nuestro interior, al cual solemos asociar nuestra voluntad, o mejor dicho aquello que queremos en la vida. 

Para ello la información que poseemos y que vamos a manejar esta comprendida en el tiempo presente y es toda aquella que forma parte de lo que nos rodea en el ámbito de nuestro espacio y tiempo vital. Esto es lo que significa realmente información y no sólo la proyectamos al actuar modificando nuestra vida, sino que la absorbemos en nuestro entorno psicológico y psicosomático de forma constante y continúa. 
Así es como un principio de acción se vuelve reactivo, fruto de ese momento que siempre llamamos "el ahora" y que determinará nuestros siguientes pasos.

Sin embargo nos precede en el pasado una carga de "información adulterada", modificada por nuestros progenitores y ancestros, por aquellos que llegaron antes que nosotros, que nos cuidaron y enseñaron hasta que nosotros decidimos tomar las riendas de nuestras vidas. 

Esta "información" que ya no se encuentra en el tiempo presente, contiene los resultados de las experiencias de nuestros ancestros y como ha sido manipulada de forma externa, es decir no por nosotros sino por los que nos preceden, debemos entonces llamarla "conocimiento".

Es aquí cuando podemos decir que el "conocimiento" es sólo una información que nos han transmitido desde el linaje y que aún nosotros no hemos puesto en práctica para verificar si con ella los resultados que obtenemos en la vida para conseguir nuestra voluntad son de error y sufrimiento, o de armonía y felicidad. 

Veremos ahora claramente que usar el "conocimiento" que nos han transmitido con carga o información del pasado en nuestra "información" del presente, único tiempo en el cual vivimos, nos permite resolver los errores del pasado o el karma ancestral, para crear un conocimiento mejorado, el cual nosotros también vamos a transmitir, pero hasta que no lo transmitamos para nosotros será verdadera "sabiduría". 

La "sabiduría" es la suma entre el "conocimiento" que nos han transmitido y su puesta en práctica en la vida. Esto nos dota de experiencias para madurar y saber lo que queremos. Es aquí cuando pasamos de ser adultos y estar adulterados al estado de madurez, donde se empieza a saber acerca de uno mismo y de lo que es mejor para cada cual. 

Por lo tanto la "sabiduría" organiza nuestro futuro pero solamente será válida para nosotros, además debemos tener en cuenta que al haber experimentado no sólo obtenemos sabiduría sino que cambiamos el entorno, lo hacemos más estable, más armónico y por lo tanto más feliz.

Obtenemos así un nuevo paradigma de "información" a nuestro alrededor, al cual estamos constantemente conectados a través de nuestros campos de energía vital. 

Sin embargo para nuestros hijos o descendientes este "campo de información" no será válido, sólo servirá como un principio de acción, como algo revolutivo que a través de lo que les vamos a enseñar, a través de lo que para nosotros ha sido sabiduría y para ellos será conocimiento, les permitirá dar forma a sus acciones, para vivir y recrear sus vidas, cada vez con mayor armonía e igualdad, cada vez con una forma más perfecta, pues este es el sentido de la reencarnación, la depuración del sufrimiento o error para vivir en armonía y así traer el anhelado cielo a la tierra...






 

Entradas populares de este blog

Nada es para siempre...

la escala energética...

Miedo o confianza, tú decides...