El espíritu de la Navidad...

El espíritu de la Navidad es celebrar y compartir un tiempo nuevo. Un tiempo donde puedas dar lo mejor de ti a cada momento, para que así la vida te entregue lo mejor de ella. Los regalos que la vida te da son de bienestar, de salud, de prosperidad y de abundancia. Además de invitarte a que la disfrutes y te dejes mecer en el vaivén de los días. 

Para ello tu corazón debe sentir la dicha de la Navidad, que no es más que tener a los tuyos y aquellos con los que te rodeas en tu corazón. Lo más importante es mostrarte desde esa plenitud que nos da la Navidad, para ello debes con tus actos, con tus acciones, con tus decisiones, y con tus palabras o gestos, vivir en el corazón de los demás. 

Ese es el verdadero secreto de la Navidad, ser tan digno de ti que los demás te lleven en su corazón por tu pureza, por tu honestidad, por tu sencillez y simplicidad en tu vida. 

Cuando todo lo haces fácil y sencillo es cuando realmente vives en el corazón de los demás. 

Pues vivir en el corazón de los demás es tener la responsabilidad de buscar la armonía entre tú y los otros. Que tus palabras y tus acciones sean bellas y benevolentes; fruto de un gran acopio de pensamientos delicados, purificados por el sufrimiento de la vida y la ausencia de ese amor que todos juntos compartimos desde lo más profundo de nuestro corazón... y que tú en estos días llamas Navidad...

¡¡Felices fiestas y un próspero y abundante año nuevo 2017!!


Entradas populares de este blog

Nada es para siempre...

Más allá de la forma...

Miedo o confianza, tú decides...